Skip to Content

El problema, las consecuencias, y las soluciones de pruebas rápidas

Desde la descripción original de la enfermedad del legionario en 1977, Legionella pneumophila ha sido reconocida cada vez más como una causa de neumonía adquirida en la comunidad (NAC) esporádica y epidémica en todos los grupos etarios.1

L. pneumophila es el tercer o cuarto patógeno más frecuente en la NAC con una alta incidencia de ingreso en la UCI. También es un patógeno nosocomial importante porque el entorno hospitalario proporciona poblaciones particularmente susceptibles.

El problema

Las manifestaciones clínicas no son útiles para predecir la probabilidad de la enfermedad del legionario.2 Los métodos de microbiología convencionales tienen limitaciones que reducen su sensibilidad, mientras que la falla de las pruebas serológicas para diagnosticar la enfermedad en la fase aguda limita su potencial para influir en la toma de decisiones clínicas.3

Enfermedad del legionario

Las consecuencias

De acuerdo con las pautas para la NAC de IDSA/ATS, se recomienda el tratamiento empírico de L. pneumophila mediante un macrólido o fluoroquinolona respiratoria para cada paciente con neumonía adquirida en la comunidad. En un estudio, el 11,2 % de los pacientes con neumonía por L. pneumophila recibió tratamiento antibiótico empírico inadecuado al momento de ser hospitalizados.

El tratamiento antibiótico empírico inadecuado se ha asociado significativamente con un fracaso temprano y una mayor mortalidad de pacientes con NAC.4

Pruebas rápidas

El diagnóstico y tratamiento rápidos y eficaces reducen la mortalidad asociada a la legionelosis. Obtener un diagnóstico de Legionella permite al profesional definir con mayor precisión la elección y la duración de la terapia antimicrobiana.5 Las altas tasas de tratamiento antimicrobiano inicial discordante para la enfermedad del legionario pueden superarse con la prueba regular de antígeno en la orina para L. pneumophila en todos los pacientes hospitalizados.6

La prueba de antígeno en orina para Legionella BinaxNOW® brinda resultados en solo 15 minutos. Es importante destacar que proporciona resultados altamente sensibles desde los primeros días de la enfermedad y su confiabilidad no se ve afectada por la administración previa de antibióticos.3 La tarjeta de antígeno en orina de Legionella BinaxNOW® se puede leer visualmente o con el Lector Alere™*, que pronto será DIGIVAL™.

Legionella  BinaxNOW

La prueba de antígeno en orina es ahora el método más común para diagnosticar la enfermedad del legionario.7 Algunos médicos han recomendado el uso de la prueba de antígeno en orina para todos los pacientes con NAC que requieren hospitalización.4 Su facilidad de uso y rapidez hacen que la terapia dirigida puede iniciarse inmediatamente después de un resultado positivo en lugar de utilizar un tratamiento antibiótico empírico de amplio espectro.2

*Disponible solamente en ciertos mercados.

Explorar contenido y videos relacionados

Alere™ Reader logra el marcado CE para diagnósticos in vitro (IVD) en Europa

Alere™ Reader, que pronto será DIGIVAL™, logra el marcado CE para diagnósticos in vitro (IVD) en Europa

Más información aquí

Seminario web

El impacto de los diagnósticos rápidos en la administración de antimicrobianos

Seminario web

Gestionar un tesoro médico